Somos Naturaleza

Posted on: November 7th, 2012 by admin 1 Comment

Las tradiciones orientales señalan que en la naturaleza hay ciertas fuerzas elementales que le  dan vida, dichas fuerzas están presentes en nuestra biología humana.

Hay elementos comunes como el agua, viento, fuego, y dependiendo de la ubicación geográfica se agregan otros, por ejemplo, en la tradición china se suman como elementos madera y metal, en India, éter y  prana.

Estamos inciertos en la naturaleza y somos naturaleza, esto adquiere importancia si consideramos que los elementos causan ciertos estragos cuando se encuentran en estados excesivos, por ejemplo,  inundaciones, erupciones, tornados y etc., nuestra fisiología puede verse alterada si estas fuerzas elementales, al igual que en la naturaleza externa, se encontrasen en estados alterados ya sean de tipo exceso o deficiencia, es así como nuestro viento interno se vera reflejado en un ataque de colon, el fuego interno en erupciones cutáneas, el exceso de agua en edemas, una deficiencia de aire en asma y deficiencia de prana en cansancio. 

Los elementos no solo afectan a la biología funcional sino también a nuestra inteligencia emocional, es decir, nuestros estados emocionales tienen una equivalencia con las fuerzas naturales, por ejemplo, la ira, rabia, enojo pertenecen al elemento fuego en diferente grado y una alteración permanente terminará, al cabo de 20 o 30 años, manifestándose como una disfunción orgánica. 

Esto puede causar risa en algunos y sorpresa en otros, pero lo cierto es que somos naturaleza y lo recomendable es vivir en armonía con dichas  fuerzas, para ello  la práctica de sencillas técnicas como tayuki o respiración consciente serán un gran beneficio para el practicante disciplinado, no obstante, para quien carezca de tiempo y práctica, unas cuantas respiraciones conscientes  pueden ayudar a recuperar el equilibrio interno en forma momentánea.

Estamos olvidados que somos naturaleza, que nuestra alma  también forma parte de ello y que nuestra Madre Naturaleza siempre socorre a sus hijos en apuros.

La próxima vez que pase un mal rato, ponga su mano en el ombligo y respire sintiendo su abdomen subir y bajar.

Haga la prueba y después hablamos

Con amor,

Govinda

1 Comentario

  1. Jobs says:

    Einmal was Anderes. Immer weiter so.

Deje un comentario