¿Sabías que… la Tierra es un gran imán?

Posted on: March 27th, 2013 by admin No Comments

Sabias que….

 

la Tierra es un gran imán??

 

Sí, un gran imán, donde existen líneas de fuerza que circulan a su alrededor, las cuales no podemos ver, pero sabemos que existen porque han sido medidas y comprobadas científicamente. Entonces la Tierra es un gran imán, con un polo (+) al norte, y un polo (-) al sur, y alrededor del planeta cubriéndolo como un manto se encuentra el campo electromagnético por donde fluyen las líneas de fuerza. Pues bien, los átomos funcionan de igual manera, y los átomos forman los minerales y rocas que existe en todo el planeta. Y nuestro cuerpo también está conformado de estos minerales y átomos. O sea que nuestro cuerpo humano es un imán igual que la Tierra.

 

Si pensamos en nuestro cuerpo, y le dibujamos tres ejes según alto, ancho y profundidad, o sea eje X, Y, y Z podremos ver que presenta un polo (+) arriba a la altura de la cabeza, y abajo (-) a la altura de los pies. Que por delante presenta energía (+), y por detrás (-), y a la derecha es (+), y a la izquierda es (-).

 

Importante tener en cuenta que cuando hablamos de energía (-), no significa malo o feo, simplemente es la dirección del flujo de corriente eléctrica, que es (-) porque fluye para el lado contrario al flujo (+), se entiende?.

 

Todos los átomos en el cuerpo vibran, desde el más pequeño hasta la conformación más densa de un hueso o un músculo. Todo el cuerpo tiene electricidad, y se encuentra gracias a los mini campos electromagnéticos de los átomos, conformando un cuerpo electromagnético mayor, conocido como campo áurico, quienes están anclados en el planeta gracias al campo electromagnético de la Tierra.

 

Ahora bien, nuestro cerebro es una máquina que genera energía en forma permanente…. Los pensamientos. Cada pensamiento que nace en nuestra cabecita, es un chispazo de luz con carga, que se transmite desde nuestro cerebro, se expande como las ondas en el agua hacia el Universo.

 

Emitimos energía en forma permanente!!!! Sin parar…!!!

 

Estas descargas son igual a las notas musicales, o sea que emitimos música!!!! Siiii!!! Música… emitimos sonidos al Universo… y por lo tanto cada pensamiento que emito tendrá una frecuencia con una longitud de onda.

 

Si mi frecuencia es muy baja…. Emito lento…. Si mi frecuencia es alta, emito más rápido…

Es igual que en el piano… las notas más bellas son las altas, como en el coro cuando cantan las sopranos, ellas son quienes cantan esas letras en tonos muy altos, y es lo que más nos agrada.

 

Si comparamos con la escala de (+) y (-), un extremo del eje o el otro, podemos decir que si emito lento, feo, triste, estaría parado en el lado negativo de la escala. Pero si transmito alto, bello, luminoso, estoy en el lado positivo de la escala.

 

En música se estudia la Ley de Resonancia, se acuerdan de que se trata? Si yo tengo un violín en un mueble guardado, y estoy tocando el piano en otra sala, y toco varias veces la nota LA, la onda musical se va a expandir hasta llegar al violín, guardado, y este comenzará a reverberar o vibrar en la misma nota LA.

Qué significa? Que si yo emito la nota LA desde mi cerebro, como por ejemplo una canción alegre, las personas que emiten la misma canción en su cerebro se acercarán a mí, porque reverberamos o vibramos en la misma nota musical. En cambio si estoy todo el día con mala onda, cantando pesimismo y molestias, solo personas con las mismas canciones se acercarán a mí.

 

Cuando alguna vez estudiamos el campo electromagnético con los imanes, vimos que los opuestos se atraían, o sea el Polo (+) se pegoteaba al Polo (-), se acuerdan? Pero a nivel de frecuencia más elevada, como la música, ya no se atraen los opuestos, sino que se atraen los similares o iguales.

 

Podemos ver ahora por qué se nos pegotean esas personas mala onda???

Qué es lo que tenemos que hacer???

Comenzar a chequear, prestar atención en qué es lo que realmente pensamos durante el día…

Solo eso… ver qué pienso durante el día…

Les dejo tremenda tarea…

 

 

Roxi desde Argentina

Deje un comentario