Fórmula Para Ser Feliz

Posted on: March 21st, 2013 by admin No Comments

En todos los tiempos y en todas las culturas el ser humano ha buscado ser feliz, al parecer aun son muy poco quienes han logrado tal cometido, tal vez la dificultad para ser feliz está básicamente en la creencia que solo otros pueden ser felices.

Nuestras creencias, sean ellas de  origen propias o de terceros, sean políticas, religiosas, costumbristas o folklóricas  tienen bastante influencia en nuestra felicidad, no importa si dichas creencias son verdaderas o erradas, su influencia estará presente para nuestra desventura o prosperidad.

 Un buen ejemplo de lo anterior son las personas que tienen carencias económicas, antiguamente se les denominaba pobre. Tanto los pobres como la clase media trabajadora  creen que los ricos son felices o que los famosos son ricos y felices, pero al poco andar podemos darnos cuenta que, si bien  los ricos tienen dinero con ello no pueden comprar vida, por mucho dinero que se tenga siempre se tiene el mismo fin, es decir, morir. Las celebridades como los ricos famosos y millonarios han de enfrentar a la muerte como todo mortal,   al rico  probablemente lo enterrarán en una ataúd con envolturas de seda,  pero eso no evitara tener su fin del mismo modo como lo tiene un pobre, es decir, terminará  siendo comido por los gusanos y excretado por ellos como abono a la tierra que le dio sostén a su cuerpo físico.

Hoy deseamos entregarle la fórmula para ser feliz, pero que se entienda bien, es una fórmula ya conocida pues “no hay nada nuevo bajo el sol”, usted amigo lector ya la conoce, si no es feliz probablemente lo que le ha faltado es más constancia en la aplicación de la fórmula.

Hemos creado una sociedad que se identifica con cosas, tenemos la percepción psicológica que si adquirimos un producto anunciado por algún rostro joven y bello, gracias a un acto mágico, nos apropiaremos de tal belleza o lozanía. Es común encontrarse con anuncios de personajes conocidos anunciando algún producto, es decir, con un mensaje subliminal de que, si tenemos o  vestimos como tal personaje famoso seremos tan  reconocidos como el o ella, más bien  como su imagen superficial creada por los medios. Por tanto, la mayoría de las veces la compra de cosas está dada para  adquirir un “refuerzo para nuestra identidad”. Las etiquetas de diseños exclusivos refuerzan la asociación de identidades colectivas, al ser “exclusivas” nos refuerzan nuestra personalidad egoica, si dichos artículos se vuelven comunes  y corrientes, pierde el valor psicológico que se le otorga y nuestro ego se siente disminuido y desvalorizado, así  comienza una escalada de angustia y ansiedad de adquirir nuevos bienes para recuperar la seguridad de ser “especial”.

Claro está que en esta dimensión física en la cual habita nuestro ser físico, las cosas son necesarias y son parte inevitable de la vida.  Necesitamos vivienda, ropa, muebles, etc. Lo erróneo es creer que somos las cosas. Muchas personas agotan buena parte de su vida en la preocupación obsesiva de las cosas. Podemos convenir que  las cosas son necesarias, convengamos también que “convertirnos en las cosas” es lo que nos hace desdichados pues nuestro Ser se adormece y olvida su condición sutil siendo el ego quien se apropia de nuestra psique obligándonos a tener  para ser.

La fórmula para ser feliz es aprender a observar las cosas tal como son, observar  el valor que tienen  por sí mismas, y observar cuánto de ese valor depende de  usted, cuánto valor usted le otorga y más importante aún es observar como usted no es la cosa, usted es más que cualquier cosa material que los medios y la publicidad nos ofrece, usted es más que cualquier apariencia externa de los ricos y famosos actuales, pasados y futuros. Usted es un Ser que requiere temporalmente de algunas cosas para su vida física y, como todas ellas, las cosas terminaran y nuestra valía basada en ellas también, nuestro verdadero y trascendental valor es dado por la Paz interior.

Si no eres feliz con lo que haces, si no eres feliz con lo que tienes y sientes que te falta  reconocimiento, agradecimiento, valoración por quienes te rodean es mejor detenerse a revisar y a reinventarse, pues estas en el Limbo entre la luz y oscuridad.

Lo que se decida hacer o tener ha de aportar Paz Interior.

  • Si una algo te da paz,  te dará felicidad.
  • Si un amor te aporta paz,  te dará felicidad.
  • La paz es el camino y la felicidad su fruto que nadie puede quitar.
  • Paz interior es la fórmula para ser feliz.

 

GOVINDA

Deje un comentario